La zanahoria, un poderoso aliado de la belleza natural de la piel

Zanahorias

Durante el transcurso de la primavera, el aumento gradual de las temperaturas nos obliga a que nuestros atuendos vayan dejando al descubierto porciones cada vez mayores de piel. Por esta razón, el inicio de esta estación es el momento ideal para proporcionar a esta parte de nuestro cuerpo los cuidados necesarios para que se vea suave y luminosa. Y la zanahoria puede ser de gran ayuda en este sentido.

Incluir la zanahoria en tu dieta es sencillo. Se puede comer cruda como parte de ensaladas o cocida dentro de guisos, salsas y cremas. A cambio, inyectará en tu organismo una valiosa sustancia conocida como betacaroteno.

Más tarde, el betacaroteno se transforma en vitamina A (de ahí que también se le conozca como provitamina A), siendo esta fundamental en la labor de mantener la piel en buen estado. Sin embargo, los beneficios para la piel de la zanahoria van mucho más allá del simple mantenimiento.

La zanahoria potencia la belleza natural de la piel de las personas y la hace menos vulnerable a las alergias solares, lo que la convierte en un interesante aliado de todos aquellos con la piel muy clara. Su efecto protector de las células nos protege de las agresiones de los rayos ultravioleta.

El resto verá como aumentando la ingesta de zanahoria de aquí al verano (sin abusar, claro está) logran un bronceado más rápido y bonito, si lo que desean es estar morenos. Tampoco debemos pasar por alto su contenido en vitaminas B1, B2, C y oligoelementos. Concretamente la A y la B2 son beneficiosas para la vista.


Escribe un comentario