La vitamina C y la depresion

52

Estudios recientes han encontrado una relación entre niveles bajos de vitamina C o su deficiencia y la depresión, una condición que en la actualidad representa un verdadero flagelo para la salud, ya que se encuentra íntimamente ligada al estrés, origen de un sin número de enfermedades.

Curiosamente uno de los síntomas de deficiencia de vitamina C es un trastorno depresivo del estado de ánimo, por lo cual se establece una intima relación entre ambas condiciones.

La serotonina es un neurotransmisor que se encarga de gestionar los estados de ánimo y su deficiencia se relaciona con la depresión, se ha descubierto que la vitamina C afecta a la producción de serotonina en el cerebro, por lo cual si una persona sufre de depresión, un incremento del consumo de la vitamina puede elevar los niveles de serotonina, aumentando por consiguiente el estado de ánimo de forma natural.

La dosis diaria recomendada de vitamina C varían en función de distintos factores, como la edad y el estado de salud, sin embargo como una media se sugieren dosis de 1 a 3 gramos de vitamina C por día, la cual se puede obtener naturalmente a través del consumo de alimentos o en su forma química pero recetada de suplementos.

Entre los factores que reducen los niveles orgánicos de vitamina C, encontramos el habito de fumar, recomendándose a ellos una dosis diaria más alta por su adicción, ya que también son los más predispuestos a padecer estados depresivos, justamente por la deficiencia de la vitamina.

Vitamina C y Toxicidad

Es posible que tomar demasiada vitamina C en forma de suplemento pueda provocar un exceso que induzca a un nivel toxico, por lo cual siempre los suplementos deben ser recomendados o recetados por profesionales que evalúen o controlen su ingesta para no incurrir en efectos nocivos sobre la salud.


Escribe un comentario