La sal ayuda a la hidratación del cuerpo

Sal

La sal es un componente esencial de nuestra dieta. La composición de la sal (cloruro sódico) se acerca mucho a la del líquido en el cual las células de nuestro cuerpo están bañadas. Además, ayuda a regular este líquido. Sin sal, nuestro organismo estaría literalmente seco.

Además, no contiene calorías y por lo tanto no engorda. Si la cantidad diaria necesaria para nuestro cuerpo es de 5 a 6 g, consumimos generalmente cerca de 10 g.

Desde la época prehistórica, la sal se utiliza como un agente de preservación de condimentos y alimentos. La sal marina sin refinar es mejor comparada con la sal fina blanca. Es más gruesa y más rica en oligoelementos.

En el caso de sudoración, además de la rehidratación, es esencial comer sal para compensar el agua y la sal que perdemos. La sal también contribuye a la salud dental, especialmente en niños y jóvenes.

Más información – Alimentación y salud de los riñones 


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario