La retención de líquidos puede desencadenar debilidad

07

El agua es el componente fundamental para el organismo, sin embargo cuando existe un exceso de agua corporal se puede producir lo que se llama “retención de liquido”, lo cual puede tener como consecuencia indeseables un estado de cansancio o debilidad.

La retención de líquido es un signo claro de desequilibrio orgánico, ya que si el cuerpo retiene agua, existen varias razones o factores tales como un desequilibrio en los niveles de sal, algo que en temporada de verano puede agravar esta condición.

Las implicaciones médicas ante una retención de agua severa expresan que puede causar un fallo cardiaco, insuficiencia hepática o insuficiencia renal, que en comparación con los hombres, son las mujeres las que con más frecuencia sufren de retención de líquidos, por lo general hasta la llegada de la menopausia.

La retención de agua también es una de las razones por las cuales el peso tiende a aumentar, cuando las mujeres experimentan cambios hormonales, por ello los especialistas aconseja:

1. Reducir el consumo de alimentos con alto contenido de sal

El límite para el consumo de sal es de hasta 1000 miligramos por día.

2. Evite los alimentos procesados

Los alimentos procesados ​​o enlatados son de hecho más ricos en sodio y a menudo debilitan el organismo, por ello la retención de liquido podría ser el resultado de comer demasiados alimentos procesados, como chorizo, croquetas o carne en conserva, todo alimentos con niveles de sal muy altos.

3. Consumir frutas y verduras

Consumir manzanas, melones y uvas, no sólo es muy recomendable por sus elevados niveles de potasio, sino que puede prevenir la presión arterial alta o hipertensión, además de ayudar a mantener el nivel de líquido en el cuerpo para su equilibrio. Las verduras recomendadas son; pepinos, lechugas y zanahorias.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario