La receta para una larga vida; “Vino, verduras y poca carne"

image Seguir ésta dieta puede proteger al cerebro contra el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otros problemas de memoria, ya que beber un vaso de vino o dos al día, así como grandes cantidades de frutas, hortalizas y aceite de oliva, manteniendo un reducido consumo de carne roja, representa una receta para una vida más larga, según los investigadores.

Los científicos detrás de ésta afirmación, realizaron un estudio que es el primero en identificar las partes individuales de la dieta que contribuyen más a la longevidad.

Así una investigación anterior ha encontrado que seguir la dieta puede proteger al cerebro contra el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y otros problemas de memoria, reducir las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón e incluso reducir el riesgo de ser diagnosticado con cáncer.

En la Escuela de Salud Pública de Harvard, donde se llevó a cabo el estudio, los investigadores definieron que: “los elementos dominantes de la dieta mediterránea, basados en el consumo moderado de alcohol, principalmente en forma de vino durante las comidas, junto al bajo consumo de carne y productos cárnicos, el alto consumo de verduras, frutas y nueces, aceite de oliva y las leguminosas, representan los factores que llevan a la longevidad".


Escribe un comentario