La piel de la manzana, un alimento muy beneficioso

 Manzanas de piel roja

La manzana ofrece una composición en nutrientes muy eficaz: vitaminas del grupo B, un poco de betacarotenos o provitamina A, y contenido modesto en vitamina C.

Pero, antes de quitarle la piel es bueno saber: la piel concentra más vitamina C que la pulpa (entre 4 y 6 veces más). Sin embargo, dado que el peso relativo es pequeño, tan solo representa una fracción limitada (alrededor de un 25%) del aporte global en vitamina C de la manzana.

Aquí no se detiene el interés de comer la piel de la manzana. Efectivamente, esta contiene un antioxidante muy potente: la quercetina. Las manzanas rojas son las que más quercetina contienen, en comparación con otras frutas y verduras.

Los productos derivados (zumo de manzana, compota, etc), sin embargo, se confeccionan únicamente con la pulpa de la manzana, y por lo tanto contienen menos quercetina.

Más información – 5 frutas especiales para la salud


Escribe un comentario