La obsesion de comer sano; Ortorexia

cultivos-organicos

Algunas personas consideran que si algo es bueno para la salud “más es mejor”, con lo cual incurren en un grave error, ya que cualquier tipo de exceso es malo para la vida en general y en lo que respecta a la alimentación esta situación es muy común, llegando hasta obsesión de comer sano.

Una dieta sana y ecológica puede llegar a convertirse en una fijación que se asemeja a un trastorno alimentario, transformando algo digno de elogio que es cuidar la salud a través del consumo de alimentos saludables en una obsesión que puede inducir a la enfermedad. La fijación enfermiza con la comida sana ha sido catalogada con el nombre de Ortorexia, aunque aún no es un diagnóstico oficial.

La Asociación Americana de Psiquiatría aun no lo reconoce sin embargo, este desorden en que además se incluyen elementos de otros trastornos, como la anorexia y el trastorno obsesivo-compulsivo, puede representar un problema serio si no se trata, ya que según dicen los expertos puede conducir a la desnutrición, la anorexia o desactivación de la ansiedad.

Efectos nocivos para la salud de la ortorexia

Esta condición patológica puede desencadenar graves consecuencias sobre la salud general, así como por ejemplo, cuando en la dieta se suprimen completamente las grasas, tiene como consecuencia perjudicara la absorción normal de vitaminas liposolubles y ácidos grasos, dos nutrientes esenciales para la salud orgánica.

La eliminación total de productos animales puede perjudicar los niveles de hierro en sangre, derivando en desordenes sanguíneos como la anemia, cuyo síntoma característico es la debilidad como primera medida, para derivar en el tiempo en enfermedades graves o incluso en la muerte.

Además esta situación no solo perjudica la salud física, sino que llega al nivel psicológico, debiendo en tal caso ser tratado ya a nivel interdisciplinario o sea por distintos especialistas.

Son muchos los efectos nocivos de este desorden nutricional, por ello siempre debemos buscar el equilibrio en todos los ordenes de la vida y recordar puntualmente que, “más no es mejor”.

Imagen: MF


Escribe un comentario