La nutrición infantil, realidad o ficción?

La nutrición y correcta alimentación siempre ha sido tema de discusión entre los especialistas, que alimentos son mejores, que alimentos deben restringirse, pero que sucede cuando se trata de nutrición infantil.

A continuación os presentamos seis creencias comunes a prueba:

1. Sólo hay una manera de empezar con los sólidos – Falso:

Lo Convencional dice que los bebés deben comenzar a comer alimentos sólidos cuando llegan a los 6 meses con cereal de arroz, y luego poco a poco introducir las verduras suaves, seguidos de la fruta en puré.

En algunas culturas introducen hierbas y especias suaves a los bebés a una edad temprana para aumentar gradualmente su tolerancia. También es importante introducir la carne en una etapa temprana para evitar la anemia.

Mientras que muchos padres piensan que los purés son la única opción, la introducción de producto alimenticio en trozos es esencial para un desarrollo saludable. Aprender a masticar, ya sea con los dientes o las encías, fortalece los músculos de la mandíbula y ayuda con el desarrollo del habla.

Algunos padres practican un enfoque conocido como «destete de bebe”, es otro término para permitir que un niño comience con la auto-alimentación con las manos. Algunos alimentos para probar si usted está siguiendo este enfoque incluyen zanahorias al vapor, pepinos, rebanadas de pan.

2. Los niños necesitan leche entera – verdadero y lo falso

La leche es el alimento más importante de un niño en el primer año de vida y sigue siendo muy importante en los años siguientes. La leche es rica en calcio que es importante para el crecimiento de huesos y dientes, y el calcio es más fácil obtenerlos desde la leche que a partir de alimentos vegetales.

Niños menores de 12 meses de edad deben tomar leche materna o fórmula. A partir del año los niños ya pueden beber leche entera.

3. El pescado es alimento para el cerebro – cierto

El dicho de que el pescado es bueno para el cerebro proviene de descubrimientos relativamente recientes acerca de las cualidades nutricionales de los ácidos grasos omega 3, que se encuentran en abundancia en el pescado azul.

Dos de los ácidos grasos, el ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA) son particularmente vitales para el desarrollo del cerebro como las grasas DHA constituyen más del 30 por ciento de nuestros cerebros y DHA y EPA, constituyen más del 70 por ciento de un recién nacido.

Estudios recientes han demostrado que las mujeres embarazadas y los niños en 85% no están recibiendo suficientes ácidos grasos omega 3 en sus dietas.

Mantener las cantidades adecuadas de DHA en el cuerpo está destinado a contribuir y mantener la salud del cerebro del bebé, mejorando su vista, y ayudar a sus habilidades verbales. También reduce el riesgo de parto prematuro, por lo es importante tanto para una madre como su bebé saludables.

4. Lo Fresco es el mejor – falsa

Algunas familias encuentran que el presupuesto de los hogares simplemente no se extiende a verduras frescas – y mucho menos orgánico. Pero parece que muchos vegetales congelados son tan nutritivas, o en algunos casos incluso más nutritivos, que las frescas. Las verduras congeladas suelen procesarse a las pocas horas de la cosecha y pocos nutrientes se pierden en el proceso de congelación, por lo tanto, mantienen su alto contenido de vitaminas y minerales. Otra forma de preservar el contenido de vitaminas de las verduras es al vapor en lugar de hervirlos, que filtra los nutrientes.

5. Los malos alimentos deben mantenerse fuera del alcance – falsa

Con la obesidad infantil lleva cada vez más a muchos padres a colocar bocadillos poco saludables bajo llave, a repartir galletas y papas fritas en cantidades cuidadosamente dosificadas. Pero un estudio de investigación muestra en cambio que si un padre restringe un alimento, los niños sólo lo quieren más. Otros estudios muestran que los niños cuyos alimentos está muy restringido en su casa tienen muchas más probabilidades de darse un atracón cuando tienen acceso a los alimentos prohibidos.

6. La lactancia materna previene las infecciones de oído – real

Las infecciones del oído son una de las principales razones de que los bebés toman antibióticos, lo que puede debilitar su sistema inmunológico. Sin embargo, los investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York, han encontrado que los bebés alimentados exclusivamente con leche materna tienen un menor riesgo de otitis media (infecciones del oído medio).

Las infecciones del oído son comunes en todos los niños, pero los investigadores encontraron que las infecciones del oído primario para los niños entre seis y 12 meses de edad disminuyó de un 25% a 51% para aquellos exclusivamente amamantados con leche materna. La incidencia de lactantes alimentados con fórmula de la misma edad aumentó de 54 a 76%.

Fuente: Essential Baby

Imagen: Flickr


Categorías

Dietas

Lorena

Natural de Argentina, naci en abril de 1975. Estudie progrmación web, diseño gráfico y trabajo actualmente como editora de una red de blogs. Me... Ver perfil ›

Escribe un comentario