La natación, una forma de salud

 Nadador en la piscina

El agua, elemento sensual por excelencia, está íntimamente ligado al placer y al juego. Sea cual sea el deporte de ocio o competición que practiquemos, la actividad física en el agua es capaz de reconciliar el cuerpo con el movimiento. La natación es posiblemente, junto a una correcta alimentación e higiene de vida, la mejor forma de conservar la salud.

La disminución del peso del cuerpo en el agua es de un 80%, por eso la actividad física en un medio acuático es la forma más completa para hacer ejercicio. El agua permite la movilización de las articulaciones, y realizar esfuerzos musculares con suavidad, así como una respiración más profunda.

Con la natación nos desprendemos de los esfuerzos ortostáticos (estar de pie). La persona que está en el agua siente una profunda relajación muscular, que a veces es total cuando flota boca arriba con la ayuda de unos flotadores debajo de la nuca y de los tendones de Aquiles. Este estado de relajación puede prolongarse durante 20 ó 30 minutos.

Beneficio: relajación de las tensiones musculares y equilibrio del ritmo biológico y mental. Como suplemento: si nos movemos en el agua, provocamos un efecto centrífugo, capaz de convertirse en un automasaje que pulveriza el estrés.

No saber nadar es una ignorancia provisional. Al agua se le tiene cierto respeto durante toda la vida. Inscribirse en un curso colectivo, estimula y facilita el aprendizaje de manera rápida. Es bueno saber nadar en diferentes estilos, lo que nos permite el dominio de la respiración y el trabajo de diferentes grupos de músculos.

Para mejorar la fuerza y la velocidad, no hay nada mejor que la musculación de los dorsales, y la extensión de los brazos. La finalidad: fortalecerse por delante y por detrás. En cualquier caso no se debe forzar nada, fijándose objetivos que superen nuestras capacidades, tanto en tiempo como en esfuerzo.

Aprender a inspirar el aire fuera del agua, y a expirarlo dentro del agua es un trabajo que debemos realizar desde el primer día. También es bueno que aprendamos a variar el tiempo de la expiración, así como su flujo. Recordad que los movimientos lentos van mejor por la resistencia del agua.

Más información – Ejercicio, la mejor opción contra la hipertensión


Categorías

Sin categoría

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario