La nata y mantequilla, una fabricación sospechosa

 Mantequilla

Hacen falta unos 3 kilos de nata, conteniendo una media de 30% de materias grasas para fabricar 1 kilo de mantequilla, que contiene obligatoriamente el 82%. El 90% de las mantequillas están fabricadas de forma industrial, según un procedimiento llamado NIZO.

Los glóbulos de materia grasa se disocian mientras que el agua (el suero) es eliminado. Luego se mezclan bien para originar una pasta homogénea, y después se introducen los fermentos que dan el aroma a la mantequilla.

Pero si la nata es pasteurizada, se le suele añadir nata congelada, requisitos de la industrialización. En cuanto a la mantequilla para untar, ha sido fundida, enfriada y luego mezclada con mantequilla normal con el fin de que se quede suave y fácil de untar una vez que se saca de la nevera. Al igual que el resto de mantequillas contiene 82% de lípidos.

En el caso de las mantequillas light, la cosa es diferente. En función de las marcas, sólo contienen entre 41 y 65% de materia grasa, pero para que tengan un aspecto mantecosos se le añade gelatina y/o almidón, así como fécula que se le añade a la nata, puesto que contiene más agua.

Las materias grasas para untar no son mantequilla, a pesar de que tengan el mismo aspecto e incluso el mismo gusto. Se les suele mezclar otros ingredientes y aromas, variables en función de los fabricantes, pero que además debe estar indicado en su etiqueta.

Más información – Cómo preparar una deliciosa mantequilla de almendras


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario