La leche de soja

La leche de soja se obtiene dejando en remojo los granos de soja, cociéndolos y colándolos. Es un alimento natural muy nutritivo y que ayuda a la digestión, no posee conservantes ni aditivos, es fuente de vitaminas, minerales, hierro y proteínas, algunas marcas le agregan nutrientes como calcio, vitamina D y vitamina B12.

Es ideal para las personas que sufren de intolerancia a la lactosa porque no contiene lactosa ni colesterol. Podrás encontrarla en tiendas o supermercados, una vez abierta deberás conservarla en la heladera y consumirla en una semana. Cada marca que la produce le da un diferente sabor, además existen saborizadas o acompañadas con cereales.

A continuación, formas en las que podrás utilizar la leche de soja:

» En vaso, fría o caliente, con cereales.

» Cremas.

» Purés.

» Postres.

» Sopas.

» Omelet.

» Totillas.

» Salsas.

» Batidos.

» Yogurt casero.

» Galletas.


Escribe un comentario