La importancia del desayuno

Desayuno variado

Se ha dicho que el desayuno es el alimento más importante del día, sin embargo el ritmo acelerado de vida y la falta de tiempo ocasionan que la mayoría de la gente se salte esta comida o que termine ingiriendo alimentos rápidos y poco nutritivos (como café y rosquillas).

En términos generales el desayuno debe aportar el 25% de la energía del día, la comida el 30% y la cena el 15%, además de 2 refrigerios a media mañana y media tarde del 15% cada uno de ellos.

Por esto, después de que el organismo ha permanecido varias horas sin alimento durante el sueño, es de vital importancia que se comience el día con un desayuno que sea nutritivo, energético y saludable, lo cual es en especial necesario en el caso de niños debido a su desarrollo y crecimiento.

  • Consecuencias de no desayunar:

El saltarse el desayuno puede provocar un aumento en el apetito y por lo tanto en el consumo de calorías a lo largo del día. Otras consecuencias son: decaimiento, falta de concentración y mal humor durante toda la jornada, déficit de glucosa, descenso del rendimiento –y en el caso de niños condicionamiento del aprendizaje-, disminución de la memoria, de la creatividad y dificultad en la resolución de problemas.

  • Desayuno recomendado:

El desayuno ideal debe incluir todos los nutrientes necesarios y esenciales para el buen funcionamiento del organismo; esto incluye frutas y verduras, cereales y proteínas de origen animal.

Un buen ejemplo puede ser jugo de naranja mezclado con alguna otra fruta (como fresa, guayaba o mango) y huevos con verduras como pimiento verde o rojo, champiñones y cebolla, o simplemente un plato de fruta picada con yogur, cereales integrales (como avena, amaranto, salvado y germen de trigo) y miel de abeja.

Fuente: Reforma. Comer bien

Imagen: flickr


Escribe un comentario