La Granada, un alimento medicamento

image La Granada es originaria del Oriente Medio y la India y ha sido utilizada por la medicina tradicional, así como en la cocina asiática, la cual a pesar de parecer una fruta grande roja, en realidad esta compuesta de gran cantidad de pequeñas bayas dulces.

La granada poco a poco se fue introduciendo en el resto del mundo occidental, comenzando a su vez el descubrimiento de la cantidad de propiedades benéficas para la salud, ya que es muy rica en vitaminas, fitoquímicos y antioxidantes, que la hacen una excelente opción nutricional saludable.

La Granada, gracias a su alto contenido de antioxidantes, se le atribuyen propiedades anti-cancerígenas y también como una gran reductora del colesterol, dos propiedades que la ubican en un lugar muy especial para nuestra salud.

Estudios realizados han demostrado su capacidad para combatir el cáncer de próstata, de mama, y la presión arterial alta.

La fruta y la cáscara de granada contiene una alta dosis de vitamina C, que cumplen casi con el 70% de las necesidades diarias, siendo los fitoquímicos que se encuentran en la cáscara y la piel de la fruta, las sustancias que lucharían contra el cáncer.


Escribe un comentario