La ganadería biológica

 Ganadería

De forma general, la ganadería biológica respeta las mismos principios que los de la agricultura biológica. En otros términos, este modo de ganadería no utiliza ni abonos químicos de síntesis, ni pesticidas. El objetivo es el de preservar la armonía entre la naturaleza y la agricultura gracias a unas prácticas que respetan al mismo tiempo a los animales y el entorno.

Para beneficiarse de todos los beneficios de la ganadería biológica, este modo de cría debe respetar ciertas condiciones. Con relación a las prácticas sanitarias, los ganaderos deben instalar lugares adecuados para los animales.

Se trata de establos especialmente concebidos para la ganadería biológica. Están construidos con la finalidad de facilitar el movimiento de los animales, ya que de esta forma se evita la proliferación de microbios.

De manera general el tamaño de estos establos es el más adecuado para poder establecer una ganadería en pequeñas unidades independientes. El objetivo de esta técnica es el disponer de un mayor control sobre el desarrollo de los microbios.

Más información – La alimentación vegana


Escribe un comentario