La frángula para el estreñimiento ocasional y la pérdida de peso

frangolla

Si echamos un vistazo a cuáles son las plantas más adecuadas para ayudarnos con el estreñimiento, una de las más populares y con mejores resultados es la frángula o arraclán.

Posee grandes propiedades terapéuticas, una hierba adelgazante que gracias a sus principios activos desintoxican nuestro organismo y facilitan la pérdida de peso de forma natural. 

 

La clave para perder peso es tener una buena circulación intestinal y una evacuación de todas las toxinas sobrantes. La frángula se consume en modo de infusión y es perfecta para desintoxicar y eliminar las grasas de forma eficaz.

Un adelgazante natural que mejora la digestión de las grasas y ayuda a expulsarlas antes de que éstas sean absorbidas. La encontramos en los herbolarios, su corteza es la encargada de aumentar el tránsito intestinal, elimina las toxinas y es perfecto como laxante.

Nuestra alimentación, el estrés, la ansiedad, nuestro estilo de vida hacen que por momentos suframos etapas de estreñimiento ocasional que nos perjudican el día a día y nos hacen estar de mal humor, hinchados y nada amables. Además, si se empieza una nueva dieta un tanto restrictiva es conveniente ayudarnos de alguna hierba medicinal para tener un apoyo para que la pérdida de peso sea más llevadera.

Tiene una similitud a la cáscara sagrada, hay que controlar su consumo porque si se toma mucho té de frángula el efecto que se busca no es el deseado, puede provocar dolores abdominales, diarrea y deshidratación.

La dosis diaria recomendada es de dos tazas de té por día, una proporción de 2 gramos de corteza seca por cada 150 ml de agua. Las plantas medicinales deben ser controladas en sus tomas ya que pueden ocasionar efectos secundarios. Pueden ser muy efectivas pero es fundamental que se comenten con el médico de cabecera antes de tomarlas.

 

 

No se recomienda su uso a las personas que están embarazadas, o en proceso de lactancia, las que poseen el abdomen agudo o inflamación intestinal, hemorroides o gastralgias.


Escribe un comentario