La forma más sana de cocinar el pescado

Pescado al vapor

Existen muchas formas de cocinar el pescado al vapor. Estas varían en función del tipo de accesorio que se utiliza para cocerlo con este método. Hoy vamos a pasar revista a las diferentes posibilidades de cocción y ofrecer igualmente algunos consejos.

Entre los accesorios para cocinar el pescado al vapor se puede utilizar una cacerola de vapor tradicional, una cacerola eléctrica, una cacerola con un tamiz, o una cesta al vapor fabricada con bambú.

Algunos consejos prácticos

Se debe escoger un buen filete de pescado o un trozo de pescado de cierto grosor, puesto que si es demasiado delgado, es posible que se descomponga a la hora de servirlo o de darle la vuelta. Después se salpimienta al gusto antes de la cocción. También se le puede dar sabor al pescado añadiendo hierbas aromáticas en el agua, algunas gotas de zumo de limón, sal, etcétera.

Nunca se deben poner los pedazos de pescado unos encima de otros dentro de la cacerola, es posible que algunas partes queden crudas. El filete o el trozo debe estar colocado recto y no estar cubierto por otros alimentos. El tiempo de la cocción varía según el grosor del pescado, pero normalmente oscila entre los 5 y 15 minutos. La razón, conviene comprobar la textura del pescado, y cuando está completamente blando, se puede retirar del fuego.

Si no se dispone de cacerola al vapor o de cesta de bambú, se puede cocer el pescado al vapor simplemente en una gran cacerola con un fondo de agua, en el interior se coloca un colador o un tamiz metálico de tamaño adaptado, y dentro del colador se coloca el trozo de pescado. Esta solución es simple y rápida.

Otra opción consiste en utilizar una cacerola de vapor tradicional o eléctrica. En ambos casos, se llena la cacerola con agua, se coloca la cesta prevista para meter el pescado, y luego se cubre. Si se opta por una cacerola eléctrica, normalmente en el manual de instrucciones aparece el tiempo de cocción para cada alimento.

Para utilizar la cesta de bambú, se puede utilizar únicamente una cacerola en la que se pueda insertar la cesta. Esta se llena con un fondo de agua, vigilando siempre para que el líquido no toque la cesta de bambú. Se coloca el pescado, se cubre y se deja que el vapor haga su trabajo. Basta con añadir el tiempo de cocción en función de la cantidad de pescado que se desea cocinar.


Escribe un comentario