La exfoliación casera a base de té verde

Rostro mujer

El té verde se ha convertido en un producto natural, ampliamente empleado en el campo de la estética, y en particular, para hacer que la piel esté más bonita y más sana. Esto se debe a las propiedades del té. Se trata de un antioxidante muy potente que ayuda a rejuvenecer las células de la piel. Sus propiedades antibacterianas hacen del té verde un tratamiento perfecto para combatir el acné y permitir prevenir la formación de nuevos granos, puntos negros y otras imperfecciones.

El té verde también reduce las inflamaciones y calma la piel hinchada, irritada o enrojecida. Igualmente protege la piel contra la acción de agentes contaminantes externos e hidrata la piel. Dado que contiene vitamina C, favorece la síntesis de colágeno y previene la formación de nuevas arrugas.

Por consiguiente, el té verde es un ingrediente que se puede integrar fácilmente en el ritual de belleza diario. Hoy proponemos una exfoliación casera, que además de eliminar todas las células muertas y las impurezas de la piel, permite beneficiarse de unas propiedades antiedad, protectoras e hidratantes. Para preparar esta exfoliación se necesitan dos bolsitas de té verde, una cucharada de café de té verde en polvo, tres cuartos de taza de azúcar, 2 cucharadas de café de aceite de nuez de coco.

La primera cosa que se debe hacer para preparar el exfoliante a base de té verde es vaciar las bolsitas de té y poner las hojas en un recipiente. Luego se añade el azúcar y el té en polvo, y todo se machaca y se mezcla muy bien.

Una vez que la mezcla está preparada, se añade lentamente el aceite de nuez de coco y se mezclan de nuevo todos los ingredientes. Esta mezcla se conserva en un recipiente hermético. De esta forma el exfoliante se puede utilizar durante más tiempo. Recomendamos aplicar el exfoliante a base de té verde debajo de la ducha. De esta forma la piel está más limpia y los poros están abiertos, lo que hace que este tratamiento sea más eficaz.

Este exfoliante se puede utilizar a la vez sobre el rostro y sobre el cuerpo. Si se realiza una exfoliación de la cara, se aconseja aplicarlo sobre la piel mojada con ayuda de movimientos circulares para evitar la irritación de la piel.

Sin embargo, para el cuerpo, lo ideal es aplicarlo sobre la zona que se quiere exfoliar y frotar utilizando un guante de crin. Este accesorio es perfecto para tener una piel más lisa y más suave. Se debe dejar actuar el producto sobre la piel durante 20 minutos y luego enjuagar con agua templada o fría.


Categorías

Salud

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario