La espirulina, una fuente de proteínas

 Algas

La espirulina, descrita por ciertos expertos en nutrición como un superalimento, tiene cada vez más adeptos en todo el mundo. Pero su historia en la alimentación se remonta a varios siglos, como destaca Rosa Rolle, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Bangkok.

“La espirulina crece naturalmente en el lago Texcoco, en México. Los Incas ya la comían”, nos recuerda. Existe también en países que “bordean el lago Tchad”, en África. “Se trata de una fuente de proteínas para mucha gente”.

A pesar de todo, su consumo puede causar ciertos problemas de salud para las personas que sufren gota, porque conlleva la producción de ácido úrico, por eso conviene informarse bien antes sobre sus efectos secundarios.

En Bangkok, los espacios vacíos en lo alto de muchos rascacielos son un lugar ideal para desarrollar esta alga, a la que le gusta la luz y el calor tropical constante. Gracias a la fotosíntesis, la espirulina permite igualmente ayudar a combatir los niveles elevados de dióxido de carbono, según sus defensores. Y esta agricultura urbana permite ofrecerla a los consumidores en sólo una cuantas horas.

Más información – La espirulina un buen producto para adelgazar


Escribe un comentario