La dieta sana; “una cuestion de equilibrio”

image Muchos alimentos no son saludables por su alto contenido en grasa, azúcar o sal, pero a menudo los hábitos de los consumidores no comprenden esta situación, por un lado y por otro perjudican su salud aun más con las cantidades consumidas.

Algunos productos que supuestamente son beneficiosos, tales como píldoras de vitaminas, a veces también conllevan riesgos, ya que muchas personas toman píldoras costosas de vitamina y suplementos dietéticos en la creencia de que sustancias benéficas para sus cuerpos.

Alfonso Lampen, director de seguridad de los alimentos en el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos en Berlín, señala, "Pocas personas necesitan suplementos vitamínicos y la suposición generalizada de que las vitaminas son universalmente saludables es falsa.

"Es la dosis y lo que genera un veneno, por lo cual muchas vitaminas pueden dañar el cuerpo", dice Lampen.

Un estudio encontró por ejemplo, que los fumadores que tomaban beta-caroteno, una pro-vitamina que el cuerpo puede convertir en vitamina A, estaban en mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y a pesar de los suplementos de ácido fólico para prevenir defectos congénitos del cerebro y la médula espinal de los bebes, cuando es tomada por las mujeres antes del embarazo y en sus primeras etapas, demostró que el consumo excesivo de los suplementos es riesgoso, así como las personas de edad también pueden aumentar su riesgo de cáncer.

En lugar de tomar píldoras de vitamina, las personas conscientes de su salud sería mejor que sigan una regla de oro de la Sociedad Alemana de Nutrición (DGE): Comer frutas y verduras por lo menos cinco veces al día ya que; "una dieta equilibrada naturalmente brinda al cuerpo todo lo que este necesita".


Escribe un comentario