La dieta mediterránea

la dieta mediterránea

Seguramente habrás escuchado millones de veces, hablar a los nutricionistas y médicos de este país de los múltiples beneficios que tiene la dieta mediterránea para la salud y el cuerpo. La dieta meditrerránea data de varios siglos y es una forma muy saludable de alimentación  que siguen todos pueblos de la zona meditarránea.

Son muchos los países que siguen este tipo de dieta: España, Italia, Chipre, Grecia o Portugal. A continuación te hablaré un poco más de esta dieta que resulta tan saludable para el organismo y que no puede faltar en tu alimentación diaria.

Características de la dieta mediterránea

No hay una dieta mediterránea única, hay multitud de variedades en este tipo de alimentación debido a que son muchos los países los que siguen este tipo de dieta. Sin embargo y a pesar de algunas diferencias y particularidades, la dieta mediterránea tiene una serie de características comunes y que comparten en todos los países.

  • El elemento principal en la dieta mediterránea es el aceite de oliva.
  • Consumo moderado a la hora de comer.
  • Alimentos ricos en fibra como es el caso de las frutas, verduras y legumbres. Las ensaladas deben estar presente en todas las comidas. Lo más recomendable es comer unas 3 piezas de fruta al día y tomar verduras dos o tres veces por semana.
  • A la hora de cocinar, las elaboraciones de los platos son sencillos y muy cuidados.
  • En este tipo de dieta hay un escaso consumo de alimentos ricos en proteínas como es el caso de las carnes rojas. Por contra, si hay cierta presencia de pescados o de aves de corral.

dieta mediterránea

  • Es muy habitual el uso de productos como la cebolla y el ajo y usarlos como base en la elaboración de diferentes platos.
  • Hay un gusto especial por los cítricos y por los sabores ácidos como es el caso del vinagre o el limón, ambos muy utilizados para aliñar platos como ensaladas.
  • Las comidas de la dieta mediterránea se suelen acompañar con un vaso de vino de Rioja.
  • A la hora de elaborar los diferentes platos y recetas, se suelen usar todo tipo de productos frescos como verduras, pescados o frutas.
  • El consumo de arroz y pasta en este tipo de dieta suele ser bastante elevado, concretamente de unas 3 o 4 veces por semana.

Es por ello que en lugar de hablar de dieta mediterránea en exclusiva, habría que hacerlo más correctamente de vida mediterránea, ya que más que una forma de alimentación se trata de una forma de vida con una serie de costumbres muy peculiares como el dormir la siesta después de comer.

Beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea aporta numerosos beneficios a la salud, sobretodo ayuda a evitar enfermedades del tipo cardiovascular y a prevenir el riesgo de contraer algún tipo de cáncer. Aunque parezca mentira, estos beneficios se conocen desde hace relativamente pocos años, en concreto fue en los años 60 a raíz de un estudio que llevó a cabo los Países Bajos.

En dicho estudio se ponía de manifiesto, la gran diferencia que existía entre el número de fallecidos a causa de enfermedades relacionadas con el corazón en países como los EEUU con otros países como Grecia. Esta diferencia se debía al tipo de alimentación y forma de vida que llevaba cada sociedad. Después de dicho estudio, se acabó reconociendo los múltiples beneficios que tiene para el organismo una alimentación basada en la dieta mediterránea.

Problemas en la actualidad de la dieta mediterránea

En la actualidad la dieta mediterránea no tiene la importancia de hace unos años y ha sido desplazada por otro tipo de alimentación menos elaborada y menos saludable para el organismo. Las largas jornadas de trabajo y la incorporación de la mujer al mundo laboral han provocado que se opte mejor por un tipo de comida rápida. Ahora son las grandes cadenas de distribución y de alimentación las que dominan el mercado por lo que hay una mayor variedad de productos  para consumir.

Todos estos factores han provocado que la dieta mediterránea se haya visto desplazada por la dieta anglosajona que es más rica en grasas de origen animal y mucho menos saludable y beneficiosa para el organismo que la dieta mediterránea.

beneficios de la dieta mediterránea

Peligro de que desaparezca la dieta mediterránea

A pesar de la implantación en los últimos años en nuestro país de un tipo de alimentación como la anglosajona basada en una menor elaboración de las comidas y una mayor presencia de grasas de tipo animal, empieza a haber poco a poco una concienciación en la mayoría de la sociedad por una dieta mucho más saludable y con menos grasas que aporte numerosos beneficios al organismo.

La mayoría de nutricionistas y especialistas de nuestro país, señalan que es muy importante seguir una dieta como la mediterránea para prevenir posibles enfermedades cardiovasculares, siempre unido al desarrollo diario de un poco de ejercicio o actividad de físico. Con estos dos elementos tan fáciles y sencillos de cumplir, los expertos aseguran que el peso de la persona será el adecuado y no habrá ningún tipo de problemas de exceso de kilos.

Es por ello, que es muy importante promover entre la población más joven, el gusto por una cocina mucho más elaborada como la mediterránea a base de alimentos tan saludables como las frutas y las verdurasque les ayude a llevar una vida realmente sana alejada de grasas realmente dañinas para el organismo.

En estos últimos años, los grupos políticos representados en el Senado han destacado la importancia de promover en todo lo posible un tipo de alimentación como la mediterránea debido a los innumerables beneficios que proporciona al organismo. Por esto mismo y por la implicación cada vez mayor de los dirigentes españoles y de los diferentes medios de comunicación, no hay ningún tipo de peligro por ahora de que la dieta mediterránea pueda desparecer de la alimentación de los españoles.

A continuación te voy a dejar un vídeo en el que se explican los numerosos beneficios que aporta la dieta mediterránea al organismo y a la propia salud de la persona.


Escribe un comentario