La dieta blanda

dieta blanda

Si has escuchado alguna vez hablar de la dieta blanda, lo primero que debes saber es que no se trata de un plan de adelgazamiento con el que perder una serie de kilos como ocurre con otro tipo de dietas como la dieta Atkins o la Perrone. Si estás interesado en ella y quieres conocer algo más sobre la dieta blanda, a continuación te explicaré todo lo que debes saber sobre la misma, en qué consiste y quiénes son las personas que deben seguirla.

¿En qué consiste la dieta blanda?

La dieta blanda es un plan de alimentación de una duración determinada que prescriben los médicos ante diferentes enfermedades de tipo digestivo o después de algún tipo de intervención quirúrgica. El médico opta por este tipo de dieta, para que el paciente pueda ingerir alimentos de una forma fácil y que pueda masticar y tragar sin ningún problema.  En muchos casos esta dieta se suele seguir cuando se ha terminado una dieta de líquidos y el paciente está preparado para tragar lentamente y con cuidado. La composición de la dieta, variará en función de la situación clínica del paciente.

¿Qué alimentos puedes tomar en una dieta blanda?

Hay un gran número de alimentos calificados como blandos y que son ideales para incorporar a este tipo de dieta, en la que la persona que la sigue le cuesta masticar, tragar o requiere una digestión ligera y sin complicaciones. Algunos de los alimentos que pueden formar parte de la dieta blanda son:

  • Papilla de cereales como avena o sémola de trigo.
  • Pasta cocida hasta obtener una textura suave y fácil de comer.
  • Frutas suaves y blandas como los plátanos maduros, el melón o la sandía.
  • Frutas cocidas o hervidas como las peras o las manzanas.
  • Verduras cocidas sin piel y que se puedan aplastar fácilmente como las zanahorias o la coliflor.
  • Productos lácteos como el yogur o el queso crema de untar.
  • Helados.
  • Flan.
  • Pudín.

Estos son sólo algunos ejemplos de los alimentos que puede tomar sin problema una persona que esté siguiendo la dieta blanda.

Alimentos que quedan prohibidos y que hay que evitar en una dieta blanda

Hay una serie de alimentos que debes evitar mientras estés siguiendo este tipo de dieta ya que son malos para una buena digestión o son difíciles de digerir o masticar. Algunos alimentos prohibidos son:

  • Panes con semillas y granos enteros.
  • Patatas fritas.
  • Arroz.
  • Legumbres con pieles duras como es el caso de los garbanzos o frijoles.
  • Frutas secas.
  • Manzanas, melocotones o piña.
  • Carnes rojas, de pollo o pavo.
  • Salchichas o hamburguesas.
  • Queso curado.

sopa dieta blanda

Menú de ejemplo en una dieta blanda

Mucha gente piensa que una dieta blanda puede llegar ser aburrida y estricta, sin embargo a continuación te voy a mostrar algunos ejemplos de algunos menús con los que puedes disfrutar de diferentes alimentos durante este tipo de dieta y comer un poco de todo.

Desayuno

  1. Huevos revueltos con queso rallado, queso fundido y un poco de melón.
  2. Huevo cocido y yogur cremoso.
  3. Batido hecho con leche, plátano, cacao en polvo, yogur y un poco de edulcorante o azúcar.

Almuerzo

  1. Ensalada de atún con mayonesa y algunas especias. Puré de manzana.
  2. Ensalada de huevo con mayonesa y especias. Ensalada de melón.
  3. Puré de guisantes. Peras en dulce.
  4. Rollos de pavo con rodajas de aguacate.

Cena

  1. Ensalada de pasta con atún.
  2. Salmón al horno con batata.
  3. Quiche de espinacas y puré de coliflor.

ejemplo dieta blanda

Seguir una dieta saludable y equilibrada

Es muy importante que sepas que el llevar una dieta blanda no está reñido con el realizar una alimentación de tipo saludable y equilibrada en el que tu cuerpo reciba todos los nutrientes necesarios para un buen funcionamiento del mismo. No pueden faltar grupos de alimentos tan importantes como las frutas, las verduras, los productos lácteos o los cereales. A continuación te daré una serie de consejos para que tu cuerpo reciba una alimentación saludable:

  • Evita en todo momento ingerir alimentos demasiado ricos en azúcar, especialmente aquellos que no tienen ningún valor nutritivo.
  • Incorpora a tu dieta alimentos de colores (verde, amarillo o naranja) para asegurar la ingesta adecuada de vitaminas en tu organismo.
  • Debes comer al menos unas 1.200 calorías por al día. Si en tu día a día ingieres menos cantidad de calorías de las anteriormente indicadas, lo más normal es que tu cuerpo comience a perder músculo de una manera progresiva.
  • Ten mucho cuidado a la hora del consumo de grasas. El hecho de que estés siguiendo una dieta blanda, no significa que tengas total libertad para ingerir todo tipo de grasas. Para evitar tal ingesta desproporcionada de grasas, lo más aconsejable es ingerir productos lácteos totalmente desnatados o descremados y usar un poco de caldo de carne para dar un mayor sabor a los purés.

Últimos consejos sobre la dieta blanda

Si por diferentes motivos estás siguiendo la dieta blanda, es muy importante que no pierdas detalle de unas últimas pautas o consejos alimenticios. Intenta masticar bien y comer despacio,  para de esta forma facilitar al máximo la digestión y no tengas problemas estomacales tan comunes como los molestos gases. Una vez hayas terminado de comer, trata de reposar durante unos minutos y facilitar tal digestión.

Lo más recomendable es mantener la dieta blanda durante unos 3 0 4 días para después ir poco o poco introduciendo más tipos de alimentos para conseguir realizar una dieta normal en la que puedas comer todo tipo de nutrientes y vitaminas necesarias para tu organismo. Si observas que pasados estos días, todavía tienes problemas a la hora de ingerir ciertos alimentos, debes acudir a tu médico de confianza.

Como has podido ver y leer en este artículo, es posible llevar a cabo una dieta saludable, equilibrada y rica aunque estés realizando una dieta blanda. Siguiendo una serie de directrices y con un poco de creatividad puedes elaborar un menú interesante que te ayude a recuperarte rápidamente de tus problemas de salud y aportando buenos nutrientes a tu cuerpo.

A continuación te muestro un vídeo en el que te quedará todo más claro y cuáles son los alimentos que puedes incluir en este tipo de dieta.


Escribe un comentario