La dieta alcalina

la dieta alcalina

Hoy en día hay multitud de dietas para adelgazar, algunas no son nada saludables y totalmente perjudiciales para la salud y otras por el contrario ayudan a perder peso de una forma eficaz y sana. En esta ocasión te voy a hablar de la dieta alcalina, que defiende que muchas de las enfermedades que se producen a día de hoy se deben a una mala alimentación y los altos niveles de acidez que hay en el organismo. De esta forma, este plan de adelgazamiento aconseja comer una serie de alimentos que tienen un alto grado de alcalinidad lo que va ayuda a disminuir el grado de acidez que producen otros alimentos.

El nivel de pH en el cuerpo

El nivel de pH se usa para medir el grado de acidez que hay en el cuerpo. El grado normal de pH en la sangre es de 7,5 aproximadamente. Una buena alimentación es esencial para tener unos buenos niveles de pH y evitar de esta forma la aparición de diferentes enfermedades. La dieta alcalina busca que el pH en la sangre sea el adecuado y promete para ello la pérdida de peso, una buena salud de los huesos y la prevención de diferentes enfermedades provocada por un alto grado de acidez.

Los alimentos alcalinos

Los conocidos como alimentos alcalinos son ricos en minerales como el sodio, el calcio, el potasio y el magnesio. La dieta alcalina aboga por un tipo de alimentación equilibrada basada en esta serie de alimentos. De esta forma deberías incorporar a tu dieta diaria frutas y verduras como el brócoli, los espárragos, el calabacín, el tomate o el aguacate. Tampoco pueden faltar frutos secos como las nueces o las almendras y legumbres como los garbanzos o las lentejas.

Los alimentos ácidos

El consumo de alimentos ácidos es esencial para conseguir un buen nivel de pH en la sangre. Son ricos en minerales como el fósforo, el hierro y el yodo y los puedes encontrar en la carne roja, en el marisco, en los productos lácteos o en el azúcar refinado.

tabla-alcalina

Ventajas de la dieta alcalina

  • Se trata de una dieta que fomenta una alimentación saludable basada en alimentos tan nutritivos como la fruta, las verduras o los frutos secos. Además de ello, prohíbe la ingesta de las grasas, del alcohol o del azúcar.
  • Seguir este tipo de plan de adelgazamiento ayudará a la persona a eliminar los kilos de más de una forma saludable y totalmente eficaz. Por su parte, el consumo de los alimentos ácidos y alcalinos también ayudan a perder peso de una manera considerable.
  • Otras ventajas que aporta la dieta alcalina es la prevención de posibles enfermedades como la artritis, aumenta la energía en el cuerpo o ayuda a disminuir el nivel de ansiedad en la persona.

Desventajas de la dieta alcalina

Como ocurre con la mayoría de las dietas, antes de empezar con la dieta alcalina es aconsejable acudir a un nutricionista para que valore si es un régimen que merece la pena seguir o es mejor empezar con otro tipo de dieta. El médico deberá hacerte unos análisis para comprobar tu nivel de pH en la sangre y conocer si te hace falta la ingesta de alimentos ácidos y alcalinos. En el caso de que seas diabético/a no se recomienda seguir este tipo de dieta ya que podría alterar gravemente la salud.

dieta-alcalina

Consejos y pautas a la hora de empezar la dieta alcalina

Aquellos que defienden la dieta alcalina, promueven que el equilibrio del pH hace la memoria mejore enormemente, que el cuerpo tenga mucha más energía y que la calidad del sueño sea mucho mayor. Sin embargo, es un tipo de dieta que no puedes empezar por ti mismo ya que es aconsejable acudir antes a un nutricionista que te revise y te diga si merece la pena empezar dicha dieta.

A continuación te voy a poner un ejemplo de lo que podría ser un menú diario de la dieta alcalina para que tomes nota y puedas elaborar tu propio menú.

  • A la hora del desayuno puedes optar por tomar un zumo elaborado a base de verduras y frutas.
  • Para media mañana puedes tomar un par de vasos de agua junto a una pieza de fruta.
  • A la hora de comer puedes elaborar algún plato de verduras de hoja verde. Puedes combinar dicho plato con algo de cereales o algunas legumbres ya que es conveniente que tomes proteínas de origen vegetal.
  • Para merendar puedes tomar una infusión o una pieza de fruta.
  • En cuanto a la cena lo mejor es optar por platos pocos calóricos y ligeros como verduras a la plancha o avena con algo de fruta.

Otros elementos que ayudan a equilibrar el pH en la sangre

Aparte de la alimentación alcalina hay otra serie de elementos que te pueden ayudar a equilibrar el pH en la sangre y evitar futuros problemas de salud.

  • Hacer un poco de ejercicio físico de manera habitual ayuda a que el metabolismo trabaje continuamente y de esta forma se puedan eliminar impurezas y toxinas que hay en el cuerpo y que pueden provocar que el pH suba en exceso.
  • Es importante depurar el organismo cada cierto tiempo. Para ello, además de beber agua puedes elaborar bebidas de tipo diurético que ayuden a limpiar el interior del cuerpo y a eliminar las toxinas.
  • Si quieres tener cierto equilibrio en el cuerpo es importante que también consigas tener un equilibrio a nivel emocional. Si consigues unir mente y cuerpo no tendrás ningún problema de acidez en el cuerpo que pueda causarte problemas en un futuro.

Como has podido ver, la dieta alcalina no puede considerarse como una dieta milagro ya que no busca la pérdida de peso excesiva en el menor tiempo posible. Tampoco está probado que tenga un efecto rebote hacia la persona que decide seguirla. De todas formas como siempre ocurre en el momento de iniciar una dieta en particular, es aconsejable consultar a un experto que te aconseje si merece la pena seguirla o no.

A continuación te voy a dejar un vídeo explicativo para que te quede más claro en qué consiste la dieta alcalina.


Escribe un comentario