La cura de uva un método eficaz para el organismo

 Uva negra

Con sus cualidades ricas en azúcares y en ácidos orgánicos, la cura de uva puede ser un método eficaz para el organismo. Además, tiene unas tasas bajas de materias grasas y proteínas, lo que aumenta sus cualidades recomendadas para una cura.

En su origen, la cura de uva se destinaba para combatir la gota, el estreñimiento, la litiasis biliar o la artritis, y además ofrece muchos otros beneficios para el organismo. Podemos citar entre otros su prevención contra las hemorroides, y actúa contra los cólicos, cistitis, infecciones urinarias o nefritis, y permite igualmente bajar las tasas de colesterol en sangre.

El principio es muy sencillo, hacer un régimen de uvas durante un período determinado que va de 3 días a 3 semanas. Antes de comenzar, es oportuno comenzar por una dieta para eliminar la grasa de los alimentos consumidos, para preparar mejor el organismo. De esta forma, dos días antes de comenzar la cura, se debe reemplazar la alimentación por frutas y verduras.

Estos previos serán una buena ayuda para evitar eventuales dolores de cabeza durante el período de la cura. También se puede utilizar un método más radical, sometiéndose a una purga de los intestinos. Para ello basta con tomar un zumo de limón al que se le añaden 3 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Más información – La uva, una verdadera medicina natural


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario