La cocina y los aceites esenciales

 Frascos de aceites esenciales

A diferencia de otros ingredientes, cocinar con aceites esenciales aporta un toque de sabor original a las platos preparados. Sus propiedades naturales y su fuerte contenido en aromas hacen de estos ingredientes el condimento ideal para perfeccionar algunas recetas.

Tanto para los platos salados como para los que se sirven muy especiados, o incluso en los postres, los aceites esenciales permiten hacer la diferencia entre una buena receta y una receta exquisita.

Para unos resultados inmejorables y deliciosos, conviene utilizar estos aceites con moderación. Sea cual sea la planta que ha servido para elaborar un aceite esencial, éste siempre se presentará en alta concentración. Por eso, a la hora de incorporarlo a una receta de cocina, se recomienda utilizar únicamente un aceite a la vez, y la medida debe ser de una gota por persona.

Con el fin de preservar el aroma de estos aceites esenciales, conviene usarlos después de la cocción de cada plato. Independientemente de que los aceites esenciales sean muy apreciados por sus virtudes, lo ideal es elegir el que mejor acompaña a cada plato. La elección debe hacer en función de la receta que se vaya a confeccionar, y de los efectos buscados. Una buena elección os permitirá realzar el gusto de cada ingrediente, sin disfrazar los demás sabores.

Por supuesto, a la hora de elegir un aceite esencial es primordial decantarse por uno que presente una calidad óptima, y con garantía 100% natural y puro. Estas medidas evitarán cualquier desarreglo de última hora.

Más información – Aromaterapia y aceites esenciales


Escribe un comentario