La carboxiterapia, una técnica saludable para cuidar la piel

 Rostro de mujer

La carboxiterapia es una técnica saludable para cuidar la piel. Se trata de un método muy antiguo utilizado para reoxigenar los tejidos dañados (úlcera de la piel, artritis de los miembros inferiores…). Veamos cómo se desarrolla una sesión de carboxiterapia.

La carboxiterapia es una técnica utilizada desde el año 1930, en que fue propuesta como cura termal para tratar problemas relacionados con la gangrena, las arterias y las venas. Desde entonces, se ha desarrollado y ha dado muy buenos resultados contra el relajamiento cutáneo.

Su principio es muy sencillo y consiste en una inyección de CO2 (dióxido de carbono), un gas que permite mejorar la microcirculación y el relajamiento cutáneo. El CO2 actúa de dos maneras: provoca una distensión mecánica y bastante brusca que actúa sobre el relajamiento cutáneo y mejora claramente la oxigenación de las células. De esta forma, las células de la dermis se hacen más eficaces (producción de colágeno, de fibras elásticas…).

En función de los efectos buscados, el CO2 puede ser inyectado a dos profundidades diferentes: a nivel de la piel, en la dermis, o bien en la hipodermis para tratar la celulitis, por ejemplo, puesto que el CO2 rompe las células grasas.

La carboxiterapia se utiliza mucho para tratar la parte interna de los brazos y los muslos, pero también el cuello, el pecho y sobre todo el óvalo de la cara, donde el resultado es visible más rápidamente que sobre otras zonas. Cuidado, la piel al principio no debe estar completamente relajada. Tiene que tener un cierto potencial para reaccionar al CO2 y obtener una verdadera retracción cutánea.

En algunas personas, el CO2 ejerce una acción sobre la piel, pero también sobre el músculo subyacente. La oxigenación puede implicar a los músculos situados en profundidad.

También se obtienen resultados interesantes en las ojeras de color oscuro: se mejora no sólo el relajamiento de la piel, sino también la vascularización, provocando un aclaración del tono de la piel en la zona de debajo de los ojos.

Más información – Las causas del acné, una cuestión de salud


Categorías

Sin categoría

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario