La avena, un cereal con múltiples beneficios para el organismo

 Avena

Consumida desde hace mucho tiempo en forma de copos en los países anglosajones, la avena vuelve a estar de moda gracias a sus múltiples beneficios, concretamente para combatir el colesterol y la insulina.

Recientemente es cuando se ha empezado a darle prioridad a la avena en la alimentación. Este cereal estuvo reservado para la alimentación de los caballos, tanto en Francia como en Inglaterra. De hecho, la leyenda cuenta que los ingleses consideraban con desprecio a este cereal que por el contrario sí que consumían habitualmente los escoceses.

Lo que actualmente hace de la avena un alimento tan célebre son sus fibras insolubles. Con una tasa excepcional de 8,4 g en cada 100 g, la avena tiene una acción directa sobre el tránsito intestinal. Una vez en el organismo, estas fibras se hinchan y sacian el hambre, lo que limita considerablemente el picoteo entre horas y por lo tanto el aumento de peso.

Por otro lado, la avena tendría un efecto preventivo ante ciertos tipos de cánceres digestivos, como el de colon.

En todo caso, conviene diferenciar bien los copos de avena del salvado de avena, que éste puede resultar bastante agresivo para el intestino. El aporte alimenticio de salvado de avena debe realizarse de forma progresiva. El salvado de avena se debe evitar en niños menores de 5 años y en personas mayores, puesto que se corre el riesgo de perturbar la digestión.

Más información – Consejos para preparar una repostería ligera


Escribe un comentario