La alimentación que previene el Alzheimer

 Alimentación

La tasa sanguínea de la proteína beta-amiloide refleja bien los depósitos de esta misma proteína en el cerebro: sin embargo esta última está asociada a la enfermedad de Alzheimer. Por esta razón, el descubrimiento de alimentos capaces de bajar las tasa de esta proteína beta-amiloide en la sangre es algo muy interesante.

Consumir alimentos ricos en omega-3 como pescado, pollo, aceites para condimentar, y frutos oleaginosos, permite disminuir las tasas sanguíneas de la proteína beta-amiloide.

Para llegar a esta conclusión, unos investigadores de la Universidad de Columbia, en Nueva York, pidieron a 1219 personas con más de 65 años, sin problemas de memoria, que rellenaran un cuestionario preciso sobre sus hábitos alimenticios. Su tasa sanguínea de proteína beta-amiloide también fue medida.

Los investigadores también controlaron si existía algún tipo de relación entre esta tasa y diez ácidos grasos y vitaminas. Este fue el caso, pero únicamente para los omega-3. De esta forma, en este estudio, aparece claramente que cuanto mayor es el consumo de omega-3, menor es la tasa sanguínea de proteína beta-amiloide.

Por ejemplo, el consumo de un gramo de omega-3 al día está asociado a una reducción de entre el 20 y el 30% de la tasa de proteína beta-amiloide en el plasma, lo que no es nada desdeñable.

Más información – Alimentación y riesgos de padecer Alzheimer 


Escribe un comentario