La alimentación grasa y la salud

 Hamburguesa

Los nutricionistas claman con claridad hasta qué punto el contenido de nuestros platos tiene repercusiones sobre la salud. De forma particular, las malas grasas aumentan los riesgos de enfermedades cardíacas. Esto no quiere decir que se deban eliminar las grasas de nuestra alimentación, sino más bien que hay que consumirlas de buena calidad y elegir las buenas.

Consumir una gran cantidad de grasas malas y de forma frecuente, provoca un efecto dominó para la salud. Esto aumenta primero los riesgos de colesterol y por consiguiente el colesterol malo se deposita sobre los arterias, lo que puede causar enfermedades cardiovasculares.

El consumo de materias grasas debería representar entre el 20 y el 35% del aporte calórico diario. Esto representa entre 45 y 75 gramos de grasa al día para mujeres, dependiendo del peso, la edad, y el tamaño de cada persona. Menos del 7% de este consumo de grasa debería provenir de grasas saturadas.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario