La alimentación en la mujer embarazada

 Embarazada

Las náuseas y los vómitos: normalmente son frecuentes durante el primer trimestre de embarazo. Por lo tanto conviene fraccionar la alimentación en pequeñas comidas que se deben ingerir cada dos horas, evitando caer en el picoteo entre horas de repostería, lo que conllevaría rápidamente a un desequilibrio alimenticio.

Las ganas impetuosas y los caprichos alimenticios: conviene respetarlos, favoreciendo los alimentos más deseados, y rechazando aquéllos que nos disgustan. Esto es posible a condición de buscar el equilibrio alimenticio más adecuado, de forma alternativa.

Los ardores de estómago y los problemas digestivos: no se debe dejar el estómago vacío, fraccionando la alimentación, evitar los alimentos ácidos, evitando las fibras vegetales irritantes (puerros, espárragos, legumbres, frutos secos), evitando el café, el té, la pimienta, la mostaza, y las especias.

El estreñimiento: consumir verduras y frutas frescas en abundancia, compota de manzana, ciruelas, alimentos laxantes suaves en el desayuno, y beber mucho líquido.

Más información – Las consecuencias de beber leche durante el embarazo


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario