La alimentación adecuada para la fibromalgia

 Frutas

La fibromalgia es un síndrome complejo que asocia dolores musculares y articulares difusos y crónicos, un gran cansancio y desarreglos del sueño. Esta enfermedad hace sufrir entre un 3% y un 5% de la población, esencialmente a las mujeres. El diagnóstico se realiza después de eliminar otras enfermedades que pueden también conllevar esos dolores crónicos.

Según los datos científicos, hoy en día disponibles, una alimentación vegetariana podría ser beneficiosa en caso de fibromalgia por razón de su riqueza en antioxidantes. Finalmente, la pérdida de peso parece mejorar los síntomas, concretamente calmando las articulaciones.

De manera general, podemos aconsejar a las personas afectadas por una fibromalgia que pierdan peso en caso de índice de masa corporal superior a 25 (dividir dos veces seguidas vuestro peso por vuestra altura), y comer mucha fruta y verduras.

Comer de manera equilibrada, a ser posible con el seguimiento de un nutricionista. Adoptar una alimentación rica en antioxidantes (frutas, verduras, té verde) y omega-3. Evitar los excitantes por la noche (para no empeorar los problemas del sueño): té, café, cola, alcohol. Comer bio, lo que siempre es recomendable en toda persona que sabe cuidar de su salud.

Más información – Alimentación para rejuvenecer la piel


Escribe un comentario