La alergia a la leche de vaca de los bebés

 Leche

Los síntomas de una intolerancia a las proteínas de la leche de vaca son mucho y pueden variar de un bebé a otro. Esta variación depende del tiempo de reacción del sistema inmunitario del bebé. El sistema inmunitario utiliza diferentes anticuerpos para contrarrestar los efectos de las sustancias alérgenas. El tiempo de reacción del organismo varía en función del anticuerpo utilizado.

En ciertos casos, las reacciones aparecen inmediatamente tras la ingesta de la leche o de productos que contienen las proteínas de la leche. Los dolores abdominales, los vómitos y las diarreas forman parte de las reacciones inmediatas. También puede aparecer una urticaria sobre la piel del bebé tras haber consumido las proteínas de la leche. En otros casos, las reacciones alérgicas aparecen más tarde en el niño.

El diagnóstico de la alergia a la leche de vaca es en este caso bastante difícil. La intolerancia puede en efecto manifestarse a través de diarreas continuas, un retraso en el crecimiento, una erupción cutánea o eczema. Los síntomas como los cólicos del bebé, los lloros durante la noche, los desarreglos del sueño, el estreñimiento, o las otitis pueden estar asociadas a la alergia de la leche de vaca.

Estos síntomas pueden ser fatales para el bebé. Desde las primeras manifestaciones de la alergia a la leche de vaca, el bebé debe ser hospitalizado de urgencia para un seguimiento estricto de la evolución de su caso.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario