Inteligencia y vejez

02

La mayoría de la gente piensa que a medida que envejecemos, la labor del cerebro deja de ser óptima, pero de hecho al entrar en la mediana edad el cerebro se encuentra en la etapa de funcionalidad máxima, por ello existen mitos y verdades alrededor de la actividad cerebral y la edad, entre ellas:

1. Desarrollo del cerebro

Hay una presunción de que una persona pierde miles de células del cerebro a medida que envejece, pero de hecho las investigaciones muestran que el cerebro las desarrolla continuamente hasta la edad media, 40 a 68 años de edad, lo cual ocurre principalmente en las neuronas de la capa conocida como mielina, ya que es la mielina quien establece las conexiones en el cerebro para ayudarle a comprender el entorno.

Es importante saber que para mejorar el rendimiento del cerebro, este debe ejercitarse con regularidad, ya que el ejercicio no sólo es bueno para el corazón, sino también para el cerebro, ya que la sudoración aumenta el flujo de sangre al cerebro, lo cual se asocia con la regeneración de células relacionadas con la memoria y el aprendizaje, así como de otras neuronas.

Mientras que cualquier forma de ejercicio, incluyendo el entrenamiento con pesas, estiramientos, ejercicios aeróbicos son los más eficaces sobre todo para las neuronas en desarrollo, por lo tanto hacer ejercicios de cardio al menos durante 30 minutos todos los días también entrena el cerebro.

2. Utilización de los hemisferios cerebrales

Esto es lo que hace que una persona sea más inteligente al entrar en la edad madura, ya que a diferencia de los jóvenes tienden a utilizar sólo una parte de su cerebro, según los resultados de los escáneres cerebrales se demostró que una persona al entrar en la mediana edad tienden a usar ambos lados del cerebro, lo cual se conoce como bilateralización. Es decir una especie de capital intelectual que le ayuda a evaluar mejor la situación y obtener más rápidamente un punto de una discusión.

Los estudios muestran que los niveles altos de glucosa asociados con el envejecimiento, pueden conducir a la inflamación del cerebro con daños que contribuyan a la disminución cognitiva, por lo tanto para ayudar al cerebro a mantenerse en forma, lo ideal es reducir el consumo de alimentos dulces.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario