Inhibidor de zonulina, un fármaco para los celíacos.

untitled

El AT-1001 es un fármaco que se encuentra en fase de prueba y que promete ser, en el futuro,  la base del tratamiento para la celiaquía. Basado en un reciente descubrimiento acerca de la zonulina en los pacientes celíacos, el AT-1001 actuaría como un inhibidor de zonulina mejorando la condición celíaca.

La zonulina es un péptido, semejante a una proteína en tanto que también está formado por aminoácidos unidos entre sí mediante enlace peptídico pero de menor tamaño, que se encarga de regular la “abertura” intestinal para el pasaje de nutrientes a través del intestino.

Los celíacos poseen concentraciones mayores de este péptido permitiendo dar lugar a la reacción autoinmune frente al glúten que provoca daños severos en las vellosidades intestinales del celíaco. El AT-1001 está en fase de prueba y su uso como tratamiento para la celiaquía consistiría en evitar el pasaje de gluten a través del intestino.

Hoy en día la celiaquía es una enfermedad que afecta mayormente a la población caucásica: 1 de cada 100 personas la padecen. Tiene una predisposición genética pero, pese a que se ha investigado mucho ultimamente, sigue siendo una enfermedad desconcertante en cuanto a su origen.

Los celíacos pueden tener una buena calidad de vida si realizan una estricta dieta totalmente libre de gluten, proteína que se encuentra en el trigo, avena, cebada y centeno. El problema más grande al que se enfrenta un celíaco todos los días es la elección de alimentos, la imposibilidad de comer fuera de la casa y el coste de los productos especiales.


Escribe un comentario