Información sobre la cáscara de psyllium

cascara-de-psyllium

La naturaleza no nos deja de sorprender, encontramos multitud de alimentos que jamás nos imaginaríamos que existen y mucho menos que son muy saludables y pueden ayudarnos a tratar leves trastornos o posibles enfermedades.

En esta ocasión hablamos de la cáscara de psyllium, quizá la conozcas por su otra denominación ispágula. Este alimento no es más que la capa externa de las semillas que nacen de la planta Plantado psyllium.

Esta planta aparece en Oriente Medio, su cáscara aporta más cantidad de fibra que muchas otros salvados y granos. Por ejemplo, comparado con el salvado de avena uno de los más conocidos por tener grandes cantidades de fibra, éste posee 5 gramos de fibra por medio vaso, mientras que la cáscara de psyllium puede llegar a tener hasta 70 gramos de fibra por medio vaso, las comparaciones, en ocasiones, son odiosas.

Propiedades que no puedes perderte

Como has podido comprobar, una de sus grandes virtudes es la alta dosis de fibra alimenticia que posee, por eso es utilizada como suplemento nutricional. Se utiliza como complemento protagonista en muchos fármacos para tratar el estreñimiento.

Esta cáscara no se digiere en el tracto digestivo, sino que su función es la de recorrerlo absorbiendo el agua aumentando el volumen de las heces facilitando más adelante su expulsión.

No sólo nos ayuda contra el estreñimiento, otra de sus ventajas es que disminuye el colesterol en la sangre, siempre que se combine con dietas baja en grasas. Puede llegar a reducirlo hasta un 7% si se consume habitualmente la cáscara.

Además, es perfecto para los planes de adelgazamiento, ya que a parte de su acción de dar volumen y humedecer las heces es capaz de arrastrar y eliminar parte de la grasa ingerida.

Cuidado con la cáscara de psyllium

Al igual que muchos alimentos no se puede abusar de ellos, también ocurre con los alimentos de “herbolario” que aunque parezcan o sean más saludables una ingesta masiva puede causarnos problemas graves.

Las primeras tomas de la cáscara puede ocasionar gases y retortijones incluso diarrea. Por ello, al principio hay que leer bien el envase y no sobrepasar la dosis que indica el fabricante. Por otro lado, puede ocasionar algún brote de alergia u obstrucción intestinal. 

Se recomienda siempre tomarlo con gran cantidad de agua, se debe consumir mezclándolo en agua o algún otro líquido. No hay que dejar de tomar el agua durante las horas posteriores ya que así su acción obtendrá mayores resultados y se evitarán posibles inconvenientes.

 

 


Escribe un comentario