Incidencia de las grasas “trans” en la salud

Las grasas trans o  grasas parcialmente hidrogenadas, significan que  los aceites están parcialmente endurecidos.Hace varios años aparecieron las grasas trans para sustituir a las grasas saturadas, ya que éstas se asociaron con problemas cardiovasculares.

Tiene varias ventajas sobre las demás grasas pero ninguna relacionada con la salud: son más económicas, no se enrancian y no modifican el sabor de los alimentos, pero lo cierto es que no son beneficiosas para el organismo.

Las personas que las consumen tienen casi un 70 % de riesgo mayor que quienes no las consumen de padecer enfermedades coronarias.Es mucho más saludable consumir grasas  monoinsaturadas como la de  los frutos secos y el aceite de oliva y poliinsaturadas como otros aceites o las que contienen los pescados.

Las grasas trans elevan el colesterol malo y hacen descender el bueno, lo que le hace que aumente el riesgo de arteriosclerosis., además pueden afectar tanto a la madre como al feto y pueden ocasionar desde infartos de miocardio hasta la muerte.

Las grasas trans empobrecen la leche de la madre y si la madre las consume durante el embarazo, el feto puede tener un peso menor al nacer y mayor  predisposición a padecer enfermedades cardiovasculares.

Se recomienda que en el hogar, los aceites de fritura, no superen los 180º y no reutilizarlos más de tres veces, para que no se conviertan en grasas trans.


Escribe un comentario