Ideas para aumentar las raciones semanales de pescado

Salmón a la brasa

Cenar pescado o marisco fresco varias veces por semana es un hábito que nos puede reportar innumerables beneficios. Además de ayudarnos a bajar de peso (aunque únicamente si lo cocinamos a la plancha o al horno), nos aportan un torrente de nutrientes fundamentales para el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo, entre ello el corazón y la piel.

En esta nota te damos ideas para que logres aumentar con éxito tus raciones semanales de pescado y marisco sin caer en el aburrimiento, lo que te aydudará a sentirte mejor y prevenir enfermedades:

El salmón es bajo en mercurio y rico en ácidos grasos omega 3, los cuales reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y depresión, entre otras cosas. Lo más saludable es comérselo pasándolo únicamente por la plancha, pero si te puedes permitir algunas calorías más, te aconsejamos que lo sumerjas antes en algún adobo sabroso, consiguiendo así una cena muy rica y saludable.

Si quieres cenar pescado varias veces a la semana, el bacalao no puede faltar en la mesa al menos un día. Y es que este pescado de sabor suave es rico en proteínas y le encanta a casi todo el mundo. Además, el bacalao es muy fácil de limpiar. Después, hazlo a la plancha o en el horno, envuelto en papel de pergamino, prestando mucha atención a no pasarte del tiempo de cocción para así sacar el máximo partido a su excelente carne.

Las gambas son un tipo de marisco enormemente popular que puede comerse solo o como ingrediente principal de una ensalada. Son bajas en grasas y ricas en yodo, un mineral necesario para el metabolismo. También se caracterizan por ayudar a bajar de peso. Otro beneficio de las gambas es que fortalecen las uñas, la piel y el cabello.


Escribe un comentario