Hojas verdes crudas

Hojas de lechuga

Las hojas verdes son ideales como base para todo tipo de ensaladas, pues sus aportes nutricionales son indispensables -sobre todo en las dietas vegetarianas-.

Asimismo, gracias a su bajo contenido calórico, a los altos niveles de agua que contienen y la fibra presente en ellas, son ideales también para cualquier tipo de dieta.

Sin embargo, hay hojas verdes particulares que se recomiendan más para comer en ensaladas; aquí te presentamos las mejores opciones para estos platillos:

Acelga.- Rica en fibra, vitamina A, potasio, yodo y hierro, es muy usada en la cocina de Medio Oriente. Presenta un sabor fuerte, casi amargo, y se puede utilizar también en sopas de verduras, empanadas y desde luego en ensaladas.

Oruga.- Rica en hierro y potasio, esta planta es típica de la cocina portuguesa. De aroma intenso y fresco, puede ser usada en ensaladas acompañadas de queso de cabra, frutos secos y huevo.

Espinaca.- Rica en hierro y minerales, la espinaca es originaria del Mediterráneo pero común a toda la cocina vegetariana. Rica en agua y baja en calorías, también es deliciosa en empanadas, soufflés, sopas, cremas y como guarnición de carnes.

Lechuga.- Rica en fibra y agua, la lechuga también se utiliza en toda la cocina vegetariana –pero es originaria de Asia Menor-. Sus hojas se encuentran constituidas por 95% de agua y son ideales en ensaladas y como guarnición de pescados y platillos típicos latinoamericanos (como enchiladas y tostadas).

Berro.- Rico en potasio, hierro y vitamina C, presenta un sabor fuerte, parecido al de la mostaza; muy utilizado en la cocina gala. Puede ser usada en tapas, bocadillos y como guarnición de carnes rojas y carnes frías.

Verdolaga.- Rica en hierro y fibra y originaria de Mesoamérica. Por su sabor ácido y consistencia jugosa, se pueden preparar en salsa verde, revueltas con queso y crema o mezcladas con huevo.


Escribe un comentario