Historia de los cocidos

Historia de los cocidos

Los cocidos datan de hace varios siglos atrás, están presentes en muchos hogares, en diferentes países- tanto en Europa como en Latinoamérica- , adaptándose a la economía y las tradiciones locales. Tienen su origen en un guisado judío. Es un poderoso alimento, desde el punto de vista nutricional siendo popular por excelencia.

Su predecesor, la olla podrida, llegó a España en el siglo XV a través de los judíos sefaradíes. El nombre, olla podrida hace referencia al español antiguo donde “poderida” significa poderosa. Tenía un enorme valor nutritivo y gran capacidad para saciar el hambre. Se preparaba con garbanzos, ternera, huevos duros y pollo.

El célebre escritor Calderón de la Barca llamó a la olla podrida la princesa de los cocidos. Era una comida típica de festines nobiliarios. Los reyes de los siglos XVII y XVIII la llevaban en sus giras al campo, siendo uno de sus platos principales. La receta de la época llevaba trozos de carne, legumbres, garbanzos, tocino y, a veces, pollo.

Hay tantos cocidos como regiones y culturas. Se basa en una comida de olla que cocina juntos vegetales de estación y carnes, logrando con esto un caldo que puede comerse por separado.

Existen normas comunes a todos los cocidos, como ser:

  • Colocar en una olla carnes y huesos cubiertos de agua fría y llevarlos a ebullición.
  • Luego de que hierva se baja el fuego y se deja cocinar una hora, retirando la espuma de la superficie para limpiar el caldo.
  • A la hora añadir los vegetales limpios y cortados en trozos para un buen punto de cocción.

En caso de contar con olla a presión se pueden cocinar todos los ingredientes al mismo tiempo en unos 40 minutos.

A América Latina llegó a través de los inmigrantes españoles. Existen varias versiones según la cultura y cultivos locales. La versión francesa se llama pot-au-feu. Existe el cocido madrileño, castellano, gaditano, gallego, valenciano, zamorano, catalán, murciano, asturiano, de acuerdo a cada región de España.
El de las Islas Canarias también contiene choclo y boniato (al igual que en Cuba, Argentina y Uruguay).

Fuente | Nutriguía para Todos
Imagen | foodnetwork.com


Escribe un comentario