Helados y hamburguesas, controlarían nuestro cerebro

image Indiscutiblemente todos sucumbimos al placer de un helado o una hamburguesa, pero aparentemente ellos esconden un secreto que motiva dicha atracción, así los investigadores del UT Southwestern Medical Center en Dallas EE.UU., lo han descubierto y se relaciona con su contenido graso, el cual afecta directamente a nuestro cerebro.

Una vez allí, las moléculas de grasa activan en el cerebro el envío de mensajes a las células del cuerpo, estimulando el apetito y suprimiendo las hormonas implicadas en la regulación del peso, llegando casi a un máximo de tres días de dicha inhibición, por lo tanto quedamos expuestos a incrementar nuestro peso corporal.

"Normalmente, nuestro cuerpo está preparado para “decir basta”, cuando ya ha consumido lo suficiente, algo que sucede cuando comemos alimentos naturales".

Pero lo que se ha demostrado en este estudio es que la química del cerebro puede cambiar en un período muy corto de tiempo y se produce cuando se comen alimentos altos en grasa del tipo saturada, provocando un desequilibrio hormonal al suprimir su producción y por lo tanto, llevarnos al descontrol alimentario o los excesos motivados por ésta supresión.


Escribe un comentario