Helado de té

El té es una de esas infusiones que la usamos a diario, ¿Y si te digo que lo puedes “comer” helado?. Sí, creeme, y es delicioso.

Te presento una receta para cuando estamos realizando una dieta y queremos comer un postre distinto al de las frutas a elección que casi todas las dietas nos dan. Prueba este delicioso helado de té y luego me cuentas:

Ingredientes
¼ litro de infusión de té
1 taza de jugo de naranja
1 cucharadita de ralladura de limón
10 g de gelatina sin sabor
1 taza de agua
2 yemas de huevo
1 clara de huevo
200 g de queso petit suisse descremado
Edulcorante a gusto

Preparación

Prepara la infusión de té ocn juego de naranja y la ralladura de limón, la gelatina en polvo sin sabor diluida con el agua y las yemas batidas.

Todo esto llévalo al a fuego moderado revolviendo hasta que la preparación se caliente para luego retirar y dejar enfriar. Agregar el queso petit suisse y endulzar a gusto.

Ahora, aparte tienes que batir la clara a punto nieve bien firme e ir uniendo de a poco a la preparación de té, mientras se mezcla con el batidor.

Pasa todo a cubetas de helado congela hasta servir.


Categorías

Consejos, Nutrición

Ancaro

Soy una gran apasionada de la nutrición y de la alimentación. En nutridieta os cuento los mejores consejos y dietas para tener una vida equilibrada... Ver perfil ›

Escribe un comentario