Haz esto hoy para sentirte menos hinchada (y más delgada) mañana

vientre hinchado

Si quieres sentirte menos hinchada (y más delgada) mañana mismo, no dejes de poner en práctica los siguientes consejos alimentarios en el transcurso de las próximas 24 horas.

Nada más levantarte, bebe agua caliente con limón para despertar tu sistema digestivo y ayudar a poner las cosas en movimiento. Puedes tomar en su lugar té verde con limón si no te gusta el sabor del agua sola con limón. Lo segundo que debes hacer por la mañana (o mejor dicho, no hacer) es no tomar lácteos, ya que muchas personas sienten molestias en el abdomen después de ingerir estos productos. Si es tu caso, deja de lado la leche o el yogur y apuesta por un zumo natural.

En la hora del almuerzo, toma una pieza de fruta y un sándwich vegetal pequeño si te quedas con hambre. Al mediodía, recuerda masticar lentamente para minimizar la hinchazón causada por el aire que queda atrapado en el sistema. Muchas personas comen más rápido de lo que deberían por cuestiones de tiempo. Si es tu caso, es mejor comer a una velocidad adecuada y dejar en el plato lo que no te dé tiempo que comer muy rápido y dejar el plato limpio.

Durante la comida del mediodía, así como en el transcurso de todo el día, bebe mucha agua para ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas y el exceso de sal (que puede ocasionar esa sensación de hinchazón). Para asegurarte de no descuidar su ingesta, mantén una botella de H2O siempre contigo.

Una de las mejores maneras de sentirte menos hinchada es incluir la fibra y el potasio en la alimentación. Para merendar, prepárate una ensalada de col rizada, quinua y arándanos, para de esta manera suministrar al organismo dichos nutrientes. El aguacate, las semillas de chía, las frambuesas y la pera también son excelentes opciones para la hora de la merienda por la misma razón.

En la cena, fomenta tu salud digestiva comiendo espárragos y otras verduras junto a un trozo de pescado o pollo a la plancha para obtener proteína magra. Después, sáltate el postre y toma un té relajante en su lugar, el cual te ayudará a coger mejor el sueño. Descansar de manera adecuada ayuda a regular el metabolismo, por lo que la falta de sueño puede hacer que te sientas pesado al día siguiente en el más amplio sentido de la palabra. Proporciona a tu cuerpo al menos siete horas de descanso y se lo pondrás mucho más difícil a la hinchazón para que se instale en tu cuerpo.


Escribe un comentario