Haz del ejercicio un hábito

Ejercitarse habitualmente

Quizás ya has comenzado a hacer ejercicio y llevas sólo unas cuantas sesiones, pero de pronto surge algo que te impide ir a tu clase o realizar tu rutina, y a partir de este momento disminuyes o simplemente suspendes esta actividad.

Lo anterior es muy común, por lo cual el ejercicio se debe transformar en una parte de tu rutina diaria, tan importante como preparar los alimentos o descansar lo suficiente. A continuación 5 consejos para lograrlo:

1) Incluye música.- Ya sea en tu estéreo, en un reproductor MP3 o en la televisión, agrega tu música favorita a la hora de realizar tu rutina; esto logrará que parezca menor el tiempo ejercitado y lo disfrutarás más.

2) Ten claro tu objetivo.- Pega una fotografía de ti con tu peso ideal en el refrigerador, planea la ropa que te pondrás en fechas futuras –como el verano o la navidad- y vive el sentimiento de haberlo logrado por anticipado; esto te mantendrá concentrado.

3) No lo veas como ejercicio, sino como diversión.- No pienses que se trata de “trabajo físico”, pues cada sesión es un regalo que te haces a ti mismo para desconectarte del mundo–de las presiones y tensiones- y en donde puedes dejar de pensar compulsivamente. Goza esa hora de distracción que es sólo tuya.

4) Disfruta conscientemente de sus beneficios.- Bajar de peso, verte más elegante, aumentar tu nivel de energía, dormir mejor y disfrutar más de la vida, son sólo algunos de los beneficios que brinda el ejercitarte. No se trata del ejercicio en sí, sino de la sensación que te deja al terminar la sesión.

5) Busca un compañero de ejercicio.- Por último, un amigo puede aumentar no sólo el compromiso, sino también la diversión, así que si te es posible, ejercítate acompañado.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: flickr


Escribe un comentario