¿Harina blanca o harina de trigo integral?

 

harina

La repostería a base de harina (pasteles, galletas, muffins…) son alimentos que gustan a todo el mundo. Pero ¿cuál es la diferencia entre la harina blanca y la harina de trigo integral?

La harina blanca está refinada, es decir tratada con el fin de retirar el salvado y el germen del grano de trigo. Con el fin de compensar la pérdida de valor nutritivo engendrada por la refinación, se ha enriquecido con vitaminas B1, B2, B3, ácido fólico y hierro.

La harina de trigo integral contiene por su parte un mínimo de 95% de elementos del grano de trigo integral (se extrae el germen de trigo para prolongar su conservación), lo que hace de esta harina una fuente de fibras alimenticias. Los granos integrales ofrecen la ventaja de saciar más tiempo. Además, están compuestos de muchos antioxidantes ausentes en la harina refinada.

Recientemente, las harinas blancas enriquecidas con fibras de avena han llegado a los mercados. Si no son tan beneficiosas como las harinas confeccionadas con trigo integral 100%, al menos constituyen un compromiso con las personas que no aprecian el gusto de la harina integral.

 


Escribe un comentario