Habitos de sueño, obesidad y adultos jovenes

image Los adultos jóvenes que duermen poco o en exceso, tienen una mayor expansión de cintura con el tiempo, así lo define un estudio realizado sobre adultos menores de 40 años, que normalmente dormían cinco horas o menos cada noche, llegando a una mayor acumulación de grasa en el vientre durante los próximos cinco años, en comparación con aquellos que en promedio dormían de seis a siete horas.

Pero a su vez aquellos que dormían ocho horas o más horas, también mostraron un aumento mayor de grasa, pero menos importante en relación a los que "duermen poco".

El estudio fue publicado en la revista Sleep y demuestra que las personas que duermen poco o demasiado, los conduce directamente a la grasa en exceso.

Este hallazgo fomenta y amplia otros estudios que vinculan la duración del sueño, en particular “la falta de sueño” y el aumento de peso e incluso sus implicaciones respecto de un mayor riesgo a padecer diabetes y enfermedades cardíacas.

Es de tener muy en cuenta que la grasa abdominal profunda es particularmente importante como indicador de riesgo para las condiciones de salud como diabetes, presión arterial alta y enfermedades del corazón.


Escribe un comentario