Golosinas frías elaboradas con frutas

Golosinas naturales

Los polos (tipo de helado que se come con un palillo hincado en su base) son ideales como postre para los días calurosos pues además de ser sabrosos, también refrescan y pueden ser bajos en calorías y muy nutritivos cuando son elaborados con fruta natural.

Otra ventaja es lo económicos que resultan y lo fácil de su preparación pues sólo hay que comprar recipientes especiales para polos, elaborar agua del sabor que se desee y colocar palitos para sostenerlos.

Lo más recomendable es elegir la fruta de temporada, aunque también es posible comprar bolsas congeladas de otras frutas. Se pueden preparar a partir del sabor del jugo favorito o simplemente mezclando la fruta con agua y un poco de azúcar; otra posibilidad es crear diferentes sabores combinando distintas frutas en un misma polo.

De esta forma, se puede elegir la cantidad de fruta y azúcar que se desee emplear y así controlar el número de calorías que se va a consumir para que no arruinen la dieta; esto también permite que los niños coman más frutas de manera sana y divertida.

Otra opción es simplemente comprar este producto, pero se recomienda elegir aquellos que se encuentren elaborados 100% con frutas naturales, sin jarabes artificiales pues éstos aumentan en gran proporción el aporte de azúcar y calorías.

Se sugiere evitar la compra de polos de leche o crema pues en muchas ocasiones estos productos se congelan y descongelan constantemente, con lo que se crea un ambiente propicio para la proliferación de microorganismos –situación que no sucede cuando tú los elaboras en casa-.

En estos casos es posible agregar a la receta leche o crema que sean reducidas en grasas para preparar así otro tipo de polos a las que se puede adicionar nueces, almendras o chocolate amargo y aun así obtener un postre dietético, delicioso y nutritivo.

Fuente: Reforma. Salud

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario