Glucosamina, aceite de pescado y artritis

85

La glucosamina en la actualidad representa la alternativa terapéutica para el tratamiento de la artritis, una enfermedad crónica que a los adultos mayores y que puede llegar a ser invalidante en algunos casos.

La glucosamina es un tipo de azúcar simple, con una estructura química similar a la glucosa, que representa el combustible natural de las células, la glucosamina es añadida por el cuerpo a las proteínas y su presencia o ausencia va a determinar la actividad de la proteína y su función en las células.

Este tipo de azúcar se encuentra disponible en varias formas de suplementos alimenticios como en los extractos de cartílago o en una forma purificada como sulfato de glucosamina. La función de la glucosamina es la de ayudar a mantener el cartílago sano y por lo tanto podría ayudar a tratar o prevenir la pérdida de cartílago que se produce en la artrosis.

Tomar glucosamina con aceite de pescado, es muy beneficioso al favorecer este ultimo la absorción del primero, ya que por sí sola la glucosamina es absorbida por el tracto digestivo casi en un 90 por ciento, y por lo tanto sólo un 10 por ciento se elimina del cuerpo al no ser absorbida.

El efecto del aceite de pescado en el cuerpo podrían complementar los beneficios de la glucosamina, al mejorar la salud de sus articulaciones, la prevención de algunos tipos de artritis, ya que tomar aceite de pescado ha demostrado poder reducir la rigidez de las articulaciones y el dolor que pueden ocurrir como resultado de la artritis, de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center.


Escribe un comentario