Glúcidos, su función en el organismo

 Glúcidos

Los alimentos juegan un papel bien preciso en el organismo. Lípidos, proteínas, fibras y por supuesto glúcidos son consumidos por el ser humano cada día. Veamos pues más despacio el papel de los glúcidos. A los glúcidos, también se les llama hidratos de carbono, o azúcares.

Existen varios tipos de glúcidos y forman una familia muy particular, cuyas moléculas son de tamaño y estructura diferentes. Existen tres tipos de glúcidos y son muy diferentes entre ellos. La primera categoría presenta los monosacáridos, lo que significa que tan sólo están compuestos de una sola molécula.

En esta categoría se encuentra la lactosa, la fructosa y finalmente la glucosa. Pero esta última no está presente más que en una pequeña cantidad en los alimentos. La segunda categoría de glúcidos reagrupa los disacáridos, compuestos de dos moléculas. Entre ellos destaca la lactosa, y la sacarosa, formada por la glucosa y la fructosa, y se encuentra en la caña de azúcar o en la remolacha.

La última categoría cuenta con los polisacáridos, conocidos también con el nombre de azúcares complejos. Su constitución presenta un encadenamiento más o menos largo de moléculas.

Las glucosas suelen ser muy criticadas, por aquello de que engordan. Sin embargo, son indispensables para una alimentación equilibrada. Los glúcidos, en efecto, si no se consumen en cantidades suficientes, el organismo se debe buscar las calorías en otra parte, por ejemplo en los lípidos.

Más información – El régimen espagueti


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario