Ginseng, el milagro chino

image Algunos remedios de la medicina tradicional china contienen docenas de ingredientes, sin embargo una de las más eficaces recetas solo contiene uno, el ginseng o la “Raíz del Hombre”.

El ginseng es considerado una panacea o como se dice popularmente un “cúralo todo”, ya que en china representa un verdadero milagro para la salud, desde tiempos inmemoriales, llegando a pagarse su precio en oro.

Según el Shen Nong o clásico hierbas chinas, el ginseng es dulce y ligeramente frío, especialmente bueno para los órganos vitales y tiene la capacidad de prolongar la vida en casos extremos de enfermedad.

La esencia de la medicina china se basa en la teoría del yin y el yang, donde evalúa las propiedades en función de los opuestos complementarios, frio-calor, así como por su sabor (dulce, picante, salado, ácido o amargo), los cuales brindan los orígenes de las patologías, ya que cada sabor puede ser dividido por la naturaleza y funcionalidad.

Por ejemplo, un sabor dulce puede mejorar la circulación sanguínea y la energía vital (Chi), llevando equilibrio a las condiciones debilitantes, algo que caracteriza a la raíz de ginseng, por ser un “adaptogeno” que tiene la capacidad de corregir tanto las deficiencias, como los excesos, traduciendo su accionar en el retorno del equilibrio.


Escribe un comentario