La gimnasia laboral protege mente y cuerpo

Gimnasia laboral

Cada vez más empresas apuestan por la gimnasia laboral

Tenemos que admitirlo, las largas jornadas de trabajo acaban pasándonos factura psíquica y físicamente. Y es que al estrés que provocan los agobios y las presiones que conllevan todos los puestos de trabajo, hay que unirle el maltrato al que se ven sometidos huesos y músculos cuando abusamos de una misma postura durante muchas horas.

Así las cosas, es de vital importancia que busquemos un hueco dentro de nuestra jornada laboral para practicar lo que los expertos han bautizado como gimnasia laboral, un tipo de actividad ideal para aquellas personas que pasan la mayor parte del día en su lugar de trabajo.

Este tipo de gimnasia es adaptable, lo que significa que varía dependiendo de las necesidades de cada persona. Sin embargo, todas las rutinas tienen un nexo en común, que no es otro que el saludable propósito de eliminar el estrés y la aparición de contracturas.

La gimnasia laboral puede practicarse durante el descanso para comer o en una franja acordada por trabajadores y empresa. La duración no es en absoluto un obstáculo en ninguno de los dos casos, ya que entre 15 y 20 minutos son suficientes para llevar a cabo los ejercicios físicos y mentales característicos de esta disciplina.

¿En qué consisten los ejercicios de la gimnasia laboral? Pues como hemos indicado antes, dependen de las necesidades de cada puesto de trabajo, por lo que sería conveniente consultar con un experto en la materia antes de comenzar para que nos enseñe el funcionamiento de aquellos que son más beneficiosos para nuestro caso.

Más información – Magnesio para combatir el estrés


Escribe un comentario