Frutas para mantenernos despiertos

87

Aunque la cafeína es a menudo la opción más común cuando sentimos una sensación de somnolencia o cansancio, no siempre es la mejor solución, ya que puede ser adictiva y por lo tanto nociva para la salud, sin embargo existen opciones naturales al problema y se encuentran en las frutas.

Los productos a base de cafeína etiquetados como energéticos y el café pueden proporcionar un rápido estallido de energía momentánea, pero en el tiempo puede causar un desequilibrio psicofísico induciendo en primera instancia al estrés y éste a distintas enfermedades, por ello optar por una solución natural es la mejor decisión para nuestra salud y las frutas cumplen con este requisito a largo plazo, además de los nutrientes adicionales que proporcionan como un beneficio extra.

La fruta fresca entera tiene un alto contenido de vitaminas y minerales esenciales y no aumenta los niveles de azúcar en la sangre demasiado rápido ni los eleva,  por lo cual brindan energía por mas tiempo y de forma sostenida, representando una opción mucho más saludable que los productos a base de azúcar simple.

La fruta desecada es una alternativa sencilla y transportable como bocadillos energéticos muy efectivos, que pueden reemplazar a la cafeína y los duces de azúcar simple, así como también a otros tentempiés o snaks que puedan alterar el peso corporal, como pasteles o chocolate.

El magnesio es a veces utilizado por los atletas para aumentar su energía y resistencia, y este mineral alcalino esencial está presente en muchas frutas, particularmente las bananas y las almendras.

La vitamina B-1 es conocida como tiamina y es importante para la producción de energía, ya que ayuda a convertir los carbohidratos en glucosa, para que sean utilizados por el organismo a modo de energía. Esta vitamina esencial cumple además una gama de funciones corporales, incluyendo la salud cardiovascular y el control muscular, por lo tanto proporciona un impulso extra de energía y la encontramos en abundancia en la piña, sandía, naranjas y uvas.

Imagen: MF


Escribe un comentario